Espiral Dialectica

Psicología Dialéctica

Coronavirus & Psicólogos

La atención psicológica es una demanda cada vez más solicitada por parte de muchos ciudadanos. Además, este fenómeno se ha visto muy impulsado en este año 2020, especialmente durante el confinamiento, de ahí que se observara un fuerte crecimiento de las consultas online a psicólogos.

No cabe duda de que la pandemia del coronavirus ha supuesto todo un revolcón para la sociedad y esto ha desembocado en cambios drásticos para prácticamente toda la población.

Los profesionales de la psicología, como expertos en el comportamiento de la psique, también se enfrentan a nuevas experiencias que no siempre saben cómo afrontar, por ello en este 2020 se vieron muy incrementados los psicólogos en linea.

psicologos en linea

En este post hablamos de:

Visitar el psicólogo, una práctica cada vez más habitual

Por suerte, antes de que apareciera la pandemia en nuestras vidas, la visita al psicólogo ya era considerada como una práctica saludable. Por fin se ha conseguido destronar esa idea de que acudir a terapia es algo que hay que ocultar y propio de gente enferma.

La asesoría de estos profesionales no siempre va ligada a problemas mentales, sino a interés por introducir cambios en el día a día y en el funcionamiento de nuestra mente.

Así, querer ganar en equilibrio mental, en productividad, encontrar fuerza para superar obstáculos, dejar atrás los complejos o consultar con profesionales que sirvan como coaches o preparadores es algo muy positivo y necesario.

Los psicólogos son expertos en todo tipo de problemas sociales, desde terapeutas de pareja a expertos en encontrar el equilibrio en el trabajo, en el ámbito deportivo o en trastornos relacionados con el mundo de la alimentación, por ejemplo.

Coronavirus, cuando la atención psicológica se convierte en imprescindible

El ritmo de vida tan acelerado que lleva la sociedad actual y la falta de tiempo libre lleva en muchos casos a que la gente no encuentre paz mental, lo que se traduce en una mayor demanda de este tipo de profesionales.

A esto hay que sumar el importante grado de presión que sufren muchos colectivos y la exposición social tan imperante: redes sociales, trastornos alimenticios, cultura de la imagen… Y en todo este contexto, apasionante para el mundo de la psicología, aparece el coronavirus, que obliga a cambios vitales a toda la población.

Todo el mundo ha sufrido las consecuencias de la pandemia y en todos los países, con un mayor o menor grado de intensidad, se han adoptado confinamientos y se ha impedido la libre actividad de tránsito en la calle.

En todo este proceso, tanto los profesionales de la psicología como la propia población, ha tenido que adaptarse a una nueva realidad. Los primeros, por ejemplo, han podido acudir a cursos de psicología online homologados y a nuevas dinámicas de estudio, nuevos tratamientos para poder mejorar su perfil y seguir resultando útiles para la población.

Para el segundo grupo, el grueso de la población, se ha comprobado en muchos casos que la terapia psicológica es una forma de enfrentar problemas y situaciones adversas para salir de ellas con mejor mentalidad y un mejor resultado.

No obstante, es importante señalar que existe un problema asociado al coronavirus y la atención psicológica, y es que la pandemia tornó desde el primer momento de una crisis sanitaria a una crisis económica.

Hay cientos de miles de personas que han perdido su trabajo como consecuencia del coronavirus, y eso se ha traducido en crisis de pareja, crisis familiares, problemas para llegar a fin de mes… en definitiva, situaciones que harían lógica una consulta al psicólogo.

Sin embargo, cuando la economía no es boyante, la atención psicológica no es considerada como un gasto necesario o una inversión a medio plazo para recuperar la salud mental, sino más bien como una partida suprimible, un gasto que hay que recortar porque existen otros que son más urgentes.

Los tratamientos psicológicos como inversión, el gran reto de esta disciplina

De este modo podemos llegar a una conclusión clara que ya existía desde hace tiempo pero que el Covid-19 ha potenciado, la psicología debe pasar a ser considerada como una inversión en salud en el medio plazo.

Es por tanto tarea de los psicólogos y de los organismos de salud en general, así como de la sociedad en pleno, insistir en la idoneidad y valía de estos profesionales para resolver inquietudes que lleven a alcanzar un equilibrio mental suficiente.

Espiral Dialéctica

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Volver arriba